Máximas incompasibles

En mi vida es tendencia, constante y permanente, estar a punto de. Rompiendo con la norma de esta predisposición de no arrancar y, como me prometí a mi misma hace tiempo, estoy dando a luz un blogtrip. El viaje será de ida tan solo, que de vuelta ya estoy. Desde yomisma hacia Copenhague, sin parar o haciendo escalas pequeñas. Los posts, que se alinearán con la fuerza de la luna, tendrán el mismo movimiento de las mareas, la ruta será hecha por la costa como no podía ser de otro modo.

Entendiendo que un viaje se inicia cuando deseas con fuerza ejecutarlo barra planearlo y antes de que él mismo comience; trazo ya mi propia senda que me llevará hacia el destino. 

Bajo hasta las alturas. No llevo mapa.

Acompaño este primer post con un tema de Jorge Drexler, “Todo se Transforma”; una de las máximas incompasibles más bellas.

Jorge Drexler – Todo se transforma

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s