:: Carecer de género y de ilación

La vida da giros de ciento ochenta grados, en un segundo. Qué digo segundo, en una décima, en un nanosegundo.

Wolfi comenzó a percibir que su brazo derecho estaba comenzando a sangrar. Hacía unos cuantos meses que, en esa parte de su cuerpo, se había tatuado el rostro de una loba. Cuando se lo había grabado le habían advertido que, a veces, puede ocurrir que el dibujo se infecte. Wolfi no tuvo en cuenta las consecuencias ni las consideraciones que le habían dado. Y un día el dolor era insoportable. Tanto que no era capaz de deshacerse en los mares de barbitúricos. 

El Doctor Smith, tras varias pruebas de toda índole, le dio el diagnóstico. Gangrena. Necrosis. Y no se qué más. Pero sonaba feo, muy muy feo. 

Y entonces llegó lo inevitable. <<Hay que amputar>>.

Y le segaron el brazo. Con una sierra. Con anestesia, si. 

Llegó otro dolor, pero era distinto. Desemejante. Otro.

El resplandor que concede la ausencia a todo aquello que ya no está tiene que ver con el satinado que la distancia crea. La lejanía bruñe la superficie de lo ausente y afina sus caracteres, aumenta su abstracción y lo alza hasta la pureza del concepto.

Creyó que no podría sobrevivir sin su miembro derecho. Aquel donde había tatuado una loba. Ese que le había ayudado a escribir, a atarse las botas, a comer, acariciar. Su amado brazo se llevó con él una parte de ella, la cual se dilataba en el vacío para tratar de rozar lo que se evade. 

Al principio, presa de la conmoción, negó que le hubiesen amputado su extremidad. Lo escondió. Con el paso de los días, tan evidente era que adolecía de su brazo, lo aceptó.

Un tiempo más, con paciencia, se resignó. Y cargó sobre ella la responsabilidad de vivir con un sólo miembro. Y aunque no pudo olvidar su vida, aquella de cuando tenía los dos brazos, fue capaz de no recordar. 

Wolfi se tatuó una frase en su brazo izquierdo: La ausencia dialoga con quien la siente a la manera de una historia deshuesada, reducida a un vago y ondulado resplandor.

 

Image

Anuncios

6 pensamientos en “:: Carecer de género y de ilación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s