:: Re(cortes)

Y entonces uno salta.
Sin red.

Terminar de escribir un libro.
Acabar un ciclo.
Ser otro o el mismo en versión mejorada.
Buscarse. Perderse.
Vacío y ahora si, de verdad.

El viaje.
La carga.

Una buena semana puede comenzar de cualquier forma.

A veces alguien me escuchaba. Otras veces me presentaban playas y encantos. Algunas hasta me desnudaban.

Hoy el tesoro está bien guardado, bajo mil llaves. Enterrado en la cueva del dragón más salvaje.

Leí los poemas más raros y lloré las veces más numerosas. Agarré la muerte para desprenderte y, ahora, bajo el mismo paraguas, entiendo a la luna.

Soñé que venías con unos mariachis para decirme que me amabas, bajo el balconcito de mi alcoba. Y, al despertar, el soniquete había enmudecido y sólo quedaba un pasillo de saliva por la almohada.

El sonido del mar y la arena en el bocadillo me recuerda tu silueta, cantando y riendo. Como si tal cosa. 

Soy persona o no, todo al mismo tiempo. Aniquilo la furia para que salga otra rabia, más tranquila, más ella misma.

Me veo trabajando en el café. Sonriendo a los clientes. Todo límpio, claro, ordenado. Llevo una sonrisa amplia y un cuaderno precioso donde guardo los secretos que no quiero compartir. 

Para qué exigir que te amen. No quiero callarme un te quiero, ni guardar un abrazo. Necesito abrir el alma para perdonar. Dejar fluir la risa. ¡Qué hacer si perdemos el sentido del humor!. Tal vez morirnos.

Puedo entrenarme para hacer las sopas más ricas. A Mafalda no le gusta la sopa. Tomo nota.

Hoy siento que soy prisionera de mi modo de pensar. Duele.

Voy a seguir adelante. Siento que el mundo se desploma por esta cabeza mía. Esperanza de mantenerme de pie.

Es bonito que forme parte de mi vida. Mi lista de seres humanos favoritos está cambiando. Lo añado en letra grande y de colores. Qué suerte tengo. 

Tengo miedo de que se vaya. Se que se va. Yo me quedo. Soy renovación infinita. Si.

Deseo tanto que le vaya bien que me duelen los pies. Es incomprensible. Aprieto los puños y grito en alto.

Ha sido tan apacible este día que quiero envasarlo al vacío. Meterlo en la despensa de los días mejores, de esos que quiero para siempre.

Comparto la música que me gusta y descubro que coincido con él. Quiero bailar claqué, despejar el suelo, hacer ruido. Danzar sobre las nubes. Preguntarle si quiere bailar conmigo, pisarle los pies.

Y algún día conocerá a alguien. Irá a nuestras playas, a nuestros lugares comunes. Quizá le diga quién soy, quién fui. Le dirá lo hermosa que está cuando se ríe, le presentará a su familia. Le dirá te quiero y le hará el amor con cariño y dulzura. Y yo seré una manchita chiquitita, muy pequeña. Una cicatriz de un tamaño posible. Ojalá esa mujer recién estrenada y bella le quiera tanto como yo, sería tan bonito. Tengo una nube negra sobre mi cabeza. Quiero pensar en blanco. Duele el cuerpo.

Paseo tranquila escuchando los pasos sobre las hojas. Creí que los árboles sólo se vaciaban en otoño. No es cierto. Cualquier momento es perfecto para desprenderse de lo que no vale.

 

*Recortes encontrados en una Moleskine. 

 

Imagen

Anuncios

2 pensamientos en “:: Re(cortes)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s