EL CARTEL

photo-1432836431433-925d3cc0a5cd

Foto: Gabriel Santiago

Diferentes organismos públicos que trabajan por el bienestar de los vecinos de una localidad, recogen a través de sus web oficiales las diferentes manifestaciones de satisfacción o malestar con los servicios que se prestan. Esta innovadora iniciativa instalada ya en muchas ciudades del mundo, hace que la cercanía con el ciudadano sea una realidad y que se genere una situación nueva donde, todo aquel que lo considere y quiera formar parte de un plan de mejora continua, pueda expresarse sobre temas tan vitales como el agua, la gestión de residuos o el transporte urbano.

En España tenemos ciudades, como el caso de Bilbao, que contribuyen al bienestar del usuario con espacios virtuales para que cada persona que lo desee pueda mejorar su barrio y así aportar su granito de arena. Se establece un lugar para la participación ciudadana facilitando que se expongan los intereses de la población, en su ámbito territorial, y prestar los servicios municipales acercando la Administración a todos los vecinos, con la figura denominada “Consejos de Distrito”, donde se establecen comisiones de trabajo encauzando la participación de la ciudadanía y entidades en los asuntos municipales.

Otro ejemplo de innovación para con los ciudadanos es Medialab-Prado, el centro cultural de las Artes, Deportes y Turismo del Ayuntamiento de Madrid que ha cumplido sus quince años de vida. Este laboratorio de producción, investigación y difusión de proyectos culturales explorando experimentación y aprendizaje colaborativo, tiene como objetivo prioritario el habilitar una plataforma abierta que invite y permita a los usuarios configurar, alterar y modificar procesos de investigación y producción. Este punto permanente de información, escucha y encuentro es atendido por mediadores culturales que explican la naturaleza del espacio y ponen en contacto a personas con personas, personas con proyectos y proyectos con proyectos. La atmósfera que se genera sirve para el encuentro, la cooperación y el intercambio donde tiene cabida la vida, los afectos, el valor de lo informal y el intercambio.

Barcelona es el referente en cuanto a OpenData. Se asienta la información que posee el sector público al alcance de todo el mundo en formatos digitales, estandarizados y abiertos, siguiendo una estructura clara que permita la comprensión. Al mismo tiempo se facilita el acceso a esta información con el fin de fomentar la reutilización. De esta forma, la sociedad puede acceder fácilmente para informarse o para crear nuevos servicios aumentando el valor social.

Miranda de Azán (Salamanca) aplica el Balance del Bien común como forma de evaluar el desarrollo de su actividad política, social y económica a la hora de ponerlas al servicio de la ciudadanía. Es el primer Municipio Promotor del Bien Común en el mundo, según lo cita Christian Felber. Los objetivos de este ayuntamiento se centran en dos líneas fundamentales del movimiento: la transparencia económica y política y el apoyo a una economía de sostenibilidad. Para lo primero, la página web municipal es una herramienta fundamental para facilitar el acceso de los ciudadanos a la información referente a gastos, presupuestos, gestiones y documentación, con el fin de abrir un cauce de comunicación con los vecinos.

León es un espacio inmenso que reúne condiciones para la imaginación. A pesar del tiempo plomizo y del estado taciturno de la ciudad a finales del verano, aquí cabe todo. Nosotros también disponemos de un espacio en la site del Ayuntamiento; una sala denominada “Atención Ciudadana” donde se pueden expresar las necesidades, sugerencias o demandas. Según se transmite textualmente, todas las observaciones recibidas se transferirán inmediatamente al departamento correspondiente y se llevará a cabo una solución conveniente.

Se me ocurre que si alguien tuviera la necesidad de capear la angustia que se genera al enterarse que, al igual que ha ocurrido en las pasadas fiestas de San Juan y San Pedro, el ente municipal que tiene potestad para promocionar otra festividad importante, San Froilán, no genera un concurso público y abierto para el diseño del cartel oficial, podrá hacerlo a través de este canal abierto a todos. De nuevo, se adjudica de alguna forma que los ciudadanos no conocemos y una empresa se encarga de editar esa imagen que, gracias a publicidad, hace que la impresión del cartel no suponga coste alguno para el Ayuntamiento. Esto dentro del contexto que, tras la queja de unos cuantos pobladores de esta tierra sobre lo ocurrido el pasado mes de junio, el consistorio y la firma editora se comprometieran verbalmente para constituir un comité regulador, al igual que se hace en ciudades como Zaragoza, Vitoria y un largo etcétera de localidades donde se licita la cartelería oficial de un modo transparente y accesible. Desconociendo el número de ilustradores, diseñadores gráficos y creativos que viven aquí, parece que negarles poder presentar sus trabajos con orgullo de poder contribuir con el lugar donde se nace y se vive y que un jurado compuesto por perfiles de diferente índole, pudieran determinar cuál es el ganador, parece que no tiene ningún sentido.

Tenemos los recursos y las herramientas. Es hora de expresarse.

Artículo publicado en el suplemento “Innova” del Diario de León – 22-9-2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s