¿Hacia dónde caminamos en León?

El pasado jueves, 1 de diciembre, la Asociación Española de Consultores Turísticos (AECTE) aterrizó en el Palacio de Conde Luna, en León, con el objetivo de “ayudar a despegar el turismo en la provincia leonesa”.

Bajo el lema ¿Hacia dónde camina el Turismo en León? tres consultores compartieron modelos, tendencias, experiencias y buenas prácticas de turismo. Se vieron ejemplos de otros destinos, tanto nacionales como extranjeros, y se debatieron opciones hacia una mayor cualificación y rentabilidad.

Esta Jornada Técnica de Turismo, así denominada por sus organizadores, se compartió con técnicos de turismo locales, agentes de desarrollo, empresarios, docentes,  alumnos, profesionales del sector y otras personas interesadas en mejorar el turismo en la ciudad y sus provincia.

Programa-definitivo_Cartel_León-800x600.jpg

La sesión fue abierta por Sara Mielgo de Cook&It, la cual se auto define como Turismóloga, Creativa, Soñadora, Viajera, Blogger, Docente y Guía Turístico.

El primer ponente, José María de Juan, de la consultora KOAN con amplia experiencia, se explayó sobre las grandes rutas culturales y temáticas como destino turístico. Estos son algunos puntos sobre los que trató:

  1. Planteamiento del diseño de producto: el producto en paralelo con el mercado. Alineación y encaje con el mercado.
  2. Articular estructuras en el lugar receptivo de turistas, para que la ruta sea un producto para la venta paquetizada o no.
  3. El producto y su mito: prestación funcional y simbólica. Como ejemplo el lema “Tras las huellas del Yeti”.
  4. Estandarizar para comunicar al mercado.
  5. Conexión con las motivaciones internas del futuro usuario.
  6. Reivindicar la identidad: la diferencia y las marcas del territorio, creando valor añadido.
  7. Conectar lo tangible con lo intangible. Lo intangible es el desarrollo, la sostenibilidad, conservación, interés temático, solidaridad, valores sociales, patrimonio vivo, identificación socio-cultural, valores étnicos, interculturalidad, relevancia al EGO (buscamos aquellos elementos en el patrimonio que conectan con el visitante: su idioma, su cultura, su religión, su edad, sus gustos, su nivel cultural. Adaptamos nuestro lenguaje, nuestro estilo, la cantidad de conocimientos y los signos), status.
  8. Maximizar las técnicas de interpretación, dinamización y animación del patrimonio.
  9. Imagen y mensajes basados en valores universales reconocibles.
  10. El usuario de turismo cultural es muy sensible con la sostenibilidad.
  11. Comercialización y distribución: trabajando segmentos clave, turistas culturales de interés específico, WHOPS, DINKS, LOHAS-Turistas responsables, Flashpackers, foodies, bobós.
  12. Apoyo de las acciones comerciales con promoción, comunicación y cobertura de medios para todos los segmentos.
  13. Crear y vender emociones.

El segundo en coger la batuta fue Julio Grande, de Sepinum, experto en desarrollo y gestión de proyectos sobre el patrimonio y la actividad turística en entornos rurales.

Nos dejó atónitos cuando comenzó su charla con la frase: “El Turismo Rural ha muerto”. En su contexto, Julio nos relató cómo la vida rural es cada vez más difusa y el cuestionamiento: “¿Qué nos queda de ruralidad?”.

Algunos puntos de su ponencia:

  • Entender el territorio como un escenario de vida.
  • Entender la identidad como un valor añadido.
  • Entender al vecino como elemento necesario para mi vida.
  • Entender la convivencia como un factor de cohesión social.
  • El amor y el orgullo por vivir y tener un negocio en el pueblo.
  • Herederos de su pasado y responsables de su futuro.

Tras la pausa a media mañana, Rafael Peña, de GESCULT determinó como el enoturismo es una oportunidad estratégica para el desarrollo del mundo rural.

Claves de su conferencia:

  1. El potencial del turismo del vino como argumento de venta de los territorios.
  2. El vino ayuda a vender turismo y el turismo ayuda a vender vino.
  3. El término turismo enológico va evolucionando hacia enogastronomía.
  4. El vino aporta prestigio al territorio como destino enogastronómico.
  5. La relación entre el medio urbano y el rural establece intercambio de culturas y vivencias.
  6. La importancia de no mostrar el producto de un modo explícito.
  7. La suma de diferentes factores es la clave para el éxito: calidad de los vinos, calidad de las experiencias, bodegas, servicios turísticos, recursos naturales, recursos humanos, ocio complementario, canales comerciales, equipamientos e infraestructuras.

151837_preview.jpg

La última ponente, Natalia Zapatero de Turiskopio, enlaza todo lo expuesto anteriormente con una charla muy bien llevada sobre marketing turístico y, en concreto, sobre el marketing de experiencias.

Extracto de su charla:

  • Las mentiras en el marketing desveladas o vistas a la luz por los prosumidores y prescriptores.
  • Hay muchos productos turísticos que no aportan nada.
  • Modelos de negocio similares, sin propuesta de valor definida.
  • Utilización del mismo lema en campañas.
  • La experiencia es un instante que, en muchos casos, es inesperado.
  • La importancia de las conexiones emocionales memorables.
  • Las experiencias son únicas e intrínsecas a las personas.
  • En turismo necesitamos productos extraordinarios.
  • Apelar a las tribus como público objetivo.
  • Convertir el producto en una experiencia inolvidable.
  • Lograr experiencias WOW!
  • Saber qué es lo que estamos vendiendo.
  • Hacer innovación disruptiva.
  • Constante reinvención.
  • Analizar y valorar si nuestros nuevos productos han funcionado en el mercado.
  • Experiencias “inturisantes”.
  • Sumar el enfoque tradicional y el nuevo.
  • Crear conexiones improbables a través de la cooperación con otros.
  • Realidad virtual y experiencias inmersivas: el futuro del turismo.
  • Consumidores de micro momentos.

Conclusiones finales y clausura de la Jornada a cargo de Jesús del Río de ALETUR, el cual nos dejó a los asistentes la siguiente pregunta en el aire para darle respuesta, reposada :-), por correo electrónico:

¿HACIA DÓNDE CAMINA EL TURISMO EN LEÓN? Escribir a aletur2015@gmail.com

Con tanta información  que se nos ha suministrado y con el afán de avanzar todos juntos, nosotros daremos respuesta a la cuestión en unos días.

Es importante reseñar, para concluir, que el próximo año ha sido declarado por Naciones Unidas como el Año Mundial del Turismo para el Desarrollo Sostenible, y eventos como este son un paso más para conseguir ese objetivo.

unnamed

De izquierda a derecha: Arriba; Julio Grande y Jesús del Río. Abajo: Rafael Peña, Sara Mielgo, Natalia Zapatero y José María de Juan. (Imagen cedida por correo electrónico).

 

 

Anuncios

Esquife es un bote para saltar a tierra

Nació antes de lo previsto y le recibió el frío y humedad del marzo de una década de los sesenta agotada. La sala del sanatorio era de un gris neutro donde la nieve del exterior reflejaba un poquito de sus destellos. Su trémulo y diminuto cuerpo que respiraba nuevo medio, fue agarrado por unas manos hábiles y experimentadas, las cuales le llevaron a un rincón donde fue lavada diestramente con agua tibia que no calmó su llanto ni su alma congelada.

Cuando le llevaron a casa, el abuelo dijo que parecía un tordo. Tan pequeñita era. Su hermano mayor fue destronado de su puesto de rey único y no acogió con entusiasmo a la nueva miembro de la familia. Sus padres cumplieron con el deseo plural de tener la parejita y otro hijo para que el primogénito no estuviera solo y pudiera jugar acompañado.

Los que nacen un 29 de febrero, los prematuros y los no deseados viven con un tatuaje invisible que, con el paso del tiempo, va distinguiendo su forma y color.

En su caso, cuando llega el invierno o siente frío, le entran ganas de llorar y en su espalda, un tatuaje, tono azul mar y con la figura de un pez globo, brota y resulta tan visible que, a veces, sale por su nuca. Asomando por los abrigos y las bufandas. Las lágrimas y la sombra del tatuaje anuncian los meses helados y el corazón se le encoge.

Nacer en el primer solsticio te hace adorar el verano, las playas, la piel desnuda al sol, las bebidas refrescantes y el murmullo del mar cerca. Quizá porque has sido engendrado en tiempo de estío. Todo suma.

Ahora que recuerda cómo llegó a este mundo, se intenta reconciliar con las heladas, los mantos blancos y las bajas temperaturas. A veces no puede y su llanto se puede escuchar por toda la ciudad, fundiéndose con otros gemidos y lamentos de hombres y mujeres que cargan con sus espaldas el no ser queridos o abandonados, siendo niños.

La brújula de estas personas no muestra el norte, como si hubiera perdido su imantación, y andan desorientados sin encontrar sitio o su camino. En la senda, a veces, se encuentran a otros como ellos y sus pasos se extravían sin remedio. Otras ocasiones coinciden con humanos que tienen su bitácora perfectamente definida. En este caso, logran hallar su espacio e incluso son capaces, ellos solos, de encarrilar el mapa de su vida.

Que este nuevo año, recién llegado, os traiga agujas bien imantadas y cumpláis todos vuestros sueños.

beach-1057826_960_720

 

*Foto: Komsomolsk-On-Amur (Libre cesión de derechos)

MÁS ALLÁ DE LA TEORÍA DE LOS SEIS GRADOS

fOTO DE mAYUR gALA-LIBRE DE DERECHOS

Foto: Mayur Gala (libre de derechos para reproducción)

 

Al Jacobs, un escritor que se sumerge en los estilos de vida alternativos con experimentos largos y divertidos (por lo general con él mismo como conejillo de indias), poniendo a prueba los límites del comportamiento, las costumbres, la cultura, el conocimiento, así como el sentido del humor de su esposa; cuenta que cierto día recibió un correo electrónico de un hombre que vivía en Israel. En él le decía que era primo suyo en grado decimosegundo y que, además, tenía un árbol genealógico con ochenta mil personas, incluyendo al propio Jacobs, Karl Marx y varios aristócratas europeos. ¿Qué haría Jacobs tras recibir esta misiva? Primero pensaría que era uno de tantos que le iba a pedir diez mil dólares para ingresar en su banco de Nigeria, luego se daría cuenta que no quería tener ese número tan grande de familiares (¡ochenta mil!). Con los que uno tiene ya hay problemas, no es posible imaginarse cómo crecerían las situaciones tensas con esa cifra de allegados. Sin embargo, llegó a la conclusión que no estamos solos en este vasto mundo. Si la teoría era cierta, cada uno de nosotros, está conectado con ochenta mil personas de este planeta. Algunos de estos “primos” serán grandes personas, otras serán irritantes pero todos tienen un vínculo conmigo. Esto es ciertamente inspirador para bucear en la genealogía, ese campo serio y correcto. Resulta fascinante por el tema revolucionario y controvertido, en parte por las pruebas de ADN y genéticas, y en parte debido a Internet. Hay sitios en la red que sólo enfocan desde Wikipedia a los árboles genealógicos, la colaboración y el “crowdsourcing”. Lo que hace uno es cargar su árbol genealógico y entonces buscar en estos sitios para verificar que el nombre que figura ahí (como el nuestro) en ese árbol es el mismo que figura en el otro con el mismo nombre. Si lo es, entonces se puede combinar varias veces hasta que se hace masiva y aparece un extraordinario gran árbol genealógico con miles de personas en ellos o incluso millones. El propio Al Jacobs al interesarte tanto por este asunto, comenzó a crear un gran árbol genealógico mundial que tiene, nada menos, que setenta y cinco millones de personas. Éstas están conectadas por sangre o matrimonio, a veces ambos. Están incluidos todos los continentes, incluso La Antártida. Muchos de nosotros es probable que estemos en ese árbol y que podamos ser primos de Mark Zuckerberg o de Ángela Merkel, por poner algún ejemplo extremo. La idea es todos estamos relacionados y que en los próximos años podamos tener un extensísimo árbol genealógico donde estemos toda la población mundial incluida. ¿Es esto relevante? Jacobs nos da cinco razones para valorar su importancia:

1)    Tiene valor científico. Es una historia sin precedentes en la raza humana y nos está dando valiosos datos acerca de cómo se heredan las enfermedades, cómo la gente emigra y hay un equipo del MIT estudiando a fondo este gran árbol genealógico mundial.

2)    Le da vida a la Historia. Uno mira hacia atrás en la Historia y un montón de las terribles situaciones que se han vivido se debe a que un grupo de humanos se cree que está por encima de otro grupo de personas y uno ya no puede hacer eso nunca más al verificar el vínculo familiar que nos ata.

3)    La interconexión. Todos venimos de un mismo ancestro (uno no tiene necesariamente que creer el mito bíblico). Los científicos hablan de un cromosoma Y de un hombre y de una mujer mitocondrial que habitaron la tierra hace entre cien mil y trescientos mil años. Todos tenemos un poco de su ADN en nosotros lo que significa, literalmente, que somos primos biológicos. Las estimaciones varían pero, probablemente, el primo más lejano que tenemos es de grado cincuenta. Ahora bien, no sólo compartimos ancestros y sucesores. Si tenemos hijos y ellos también, rápidamente los descendientes se acumulan, así que en diez o doce generaciones vamos a tener miles y millones de descendientes.

4)    Un mundo más amable. Hay disputas familiares (en todas las familias se cuecen habas), cierto es pero también se observa que hay un sesgo humano que hace que se trate mejor a un familiar cercano que a alguien ajeno a la familia. Para los fanáticos tal vez este árbol genealógico sea una mala noticia, porque van a tener que darse cuenta de que son primos de miles de personas en cualquier grupo étnico con el que tengan problemas. No solo somos parte de una misma especie, somos parte de la misma familia. Compartimos el 99,99% del ADN.

5)    Efecto democratizador. Para algunos la genealogía tiene una ralea elitista (soy nieto del Marqués de “X”) y por ello “soy más que tú”. Ahora ya no tendrá sentido porque todo el mundo está relacionado. Así que es realmente un momento fascinante, en la historia de la familia esto va cambiando constantemente. Cuanto más inclusiva sea la idea de familia, mucho mejor.  ¿Qué se puede hacer con toda esta innovación? Jacobs decidió hacer una gran fiesta el pasado día 6 de junio, en la que invitó a todo el mundo con el objetivo de hacer el evento familiar más grande de la historia con exposiciones, espectáculos, música y comida. Si quieres saber más sobre este tema, explora su web: globalfamilyreunion.org. Por un mundo más amable, pensemos que todos somos familia.

Quizá sea una buena excusa para llegar a una paz mundial.

 

Publicado en el Diario de León el 1 de diciembre de 2015

EL PAN NUESTRO

Llama la atención, a pesar de la importancia del pan en España y de la proliferación de maestros panaderos, que el país con mayor consumo de pan en Europa sea Alemania, siendo Chile el siguiente en la lista.  La tendencia mundial es de una progresiva reducción del consumo de pan en los países industriales, aunque parece una paradoja a la vista de la apertura de nuevos hornos de pan en ciudades de referencia como Nueva York, Londres, Barcelona, Berlín o Madrid.

Todos estos nuevos puntos de venta de pan ofrecen a los consumidores, ávidos de encontrar alimentos más sanos y equilibrados, cambios de sabores, un mayor aporte de fibra, mezcla de cereales, productos sin gluten, reducción del porcentaje de sal, uso de harinas ecológicas y una mejora en los procesos para lograr un mejor aroma a pan de verdad. El uso de hornos de leña y masa madre como puntos fuertes e innovaciones, como las que hace la empresa Aerated Bread Company, logrando que la elevación del pan sea por aire a presión y no por la fermentación simple.

Los gurús españoles del mundo panadero, como Ibán Yarza, entusiasta divulgador del pan que, en su libro “Pan Casero” nos explica el proceso de elaborar el alimento básico en casa; están cristalizando un amor hacia el pan artesano o Xavier Barriga, uno de los principales profesionales en el sector, que también ha entrado de lleno en el ámbito de la comunicación y la divulgación con sus libros y vídeos en los que enseña a elaborar buen pan en casa. Numerosos cursos con las plazas llenas dejan patente la nueva tendencia de pan como capricho gourmet donde todo gira en torno a hacer un producto artesano y de calidad.

Estas iniciativas de formación y libros especiales se enmarcan en el movimiento de reivindicación de la cultura del pan en España, al considerarse este alimento el componente fundamental de la dieta mediterránea, que en los últimos años se ha convertido en sinónimo de salud. Las características principales de esta alimentación son un alto consumo de productos vegetales (frutas, verduras, legumbre y frutos secos), aceite de oliva, pan (y otros cereales, siendo el trigo el elemento básico) y vino.

Entre los objetivos de este movimiento para la recuperación de la cultura del pan se pretende recordar los beneficios de este alimento, mostrar su amplia variedad y la sofisticación de sus modalidades e impulsar un negocio que ha experimentado retrocesos significativos a lo largo de los últimos años.

En Barcelona, nos encontramos empresas como Triticum, con Xevi Ramon al frente, que a pesar de elaborar pan pre cocido consigue un producto de altísima calidad para la hostelería y restauración con una presentación increíble. El Hotel Praktik Baker el primer hotel-panadería del mundo, un alojamiento diferente que introduce en su concepto algo tan casero como el pan. Gracias a la integración de una panadería dentro del hotel, se consigue que los clientes disfruten del olor a pan recién hecho al despertarse. Asimismo en Cataluña, nos encontramos otro innovador, Jordi Morera, que entiende su negocio como una panadería moderna asentada sobre los cimientos del oficio más ancestral, abriéndose a harinas y panes de todo el mundo. Él señala que no inventa nada nuevo, sino que redescubre en un claro ejemplo de innovación regresiva.

Madrid, con Panic como referente gracias a Javier Marca como maestro panadero, pan que sabe a pan, apostando para que la capital tenga un buen producto en sus mostradores y en las mesas de los restaurantes. Los pedidos por encargo y su secreto: masa madre y largas fermentaciones. El Horno de Babette como escuela de panaderos y reposteros, un templo para el buen pan y los dulces, en el que se combina la enseñanza con la venta de un gran producto; harinas ecológicas y molidas a la piedra, fermentaciones lentas, masas madre y amasado a mano. Artesanía ancestral y tradición en Quadra Panis, una panadería artesana con el italiano Nunzio Maurello al mando, con el objetivo de hacer un pan digno con una cepa de fermento natural con más de 150 años que alimenta cada día, el tiempo y el calor. Moncho López, fundador de Levadura Madre, ha demostrado que se puede hacer mucho pan y muy bueno. Cada día, más de 1.500 clientes compran en sus tres panaderías de la capital. Con una treintena de especialidades –la mayoría con levadura madre– se ha convertido en un referente para la calidad. Su lema: «pan, dulce y tradición». Museo del Pan Gallego, es el horno de leña más antiguo de Madrid en funcionamiento. Comenzó a cocer pan en el siglo XVIII y hoy en día es un verdadero museo de este producto. Su especialidad son los panes gallegos –también las tartas de Santiago y sus empanadas–. Hogazas aromáticas, de miga esponjosa y contundente, repletas de sabor.

En San Sebastián, The Loaf, divulgadores de la cultura del buen pan, frente al Kuursal y con el horno a la vista de los transeúntes son capaces de vender 400 kilos de pan en un día. Café de barista y sótano destinado a comedor con bocadillos y picoteo elaborado con su producto estrella.

Podríamos citar otros tantos nombres en los que los panes se elaboran en obradores tradicionales, otros en locales cosmopolitas, algunos dan lugar a conceptos modernos de negocio y, por suerte, unos cuantos se rigen por la creencia de que la única panadería de calidad posible debe estar sujeta a procesos de elaboración artesanal y al uso de ingredientes de alta calidad, en contra de los métodos industriales.

Desde septiembre está a la venta un pan especial considerado “el más sano del mundo”. Un equipo multidisciplinar ha trabajado desde hace dos años en la Universidad de Cantabria La receta reúne las mejores propiedades funcionales, manteniendo las características en cuanto a sabor y olor del pan tradicional. Este producto, además de nutrir, sirve para prevenir enfermedades como el cáncer o la osteoporosis y mantiene sus características de sabor y olor del pan tradicional.

Aquí, en nuestra tierra, ha llegado la tendencia de hacer buen pan y los leoneses hemos sido porosos a las nuevas propuestas. La Dulcería, cerrada hace unos meses, con panes especiales que eran la delicia de los amantes del buen pan. Mucha Miga en una suerte de café parisino con un mini horno que realiza unos panes exquisitos. Pan Esla, la panificadora de Mansilla de las Mulas, con el gallego José Díaz al mando desde hace más de un año; horno de leña, masa madre, pan artesano y harina ecológica con la misión de buscar el pan más sano posible y con el mejor aspecto y aroma, con su lema “el pan..pan”. Panes de espelta, empanadas y bizcochería; todo ello hecho con mucho amor por la salud de los usuarios.

Doy por hecho que España y, a la sazón, León tienen miga. No dejes de descubrirlo y de apostar por consumir pan sano y de calidad.

 

1191

 

Artículo publicado en el Diario de León el 10 de noviembre de 2015

USO DEL CEREBRO

 

Foto en alta def.jpg

Foto: Dustin Lee (Libre de Derechos para reproducción)

 

Una leyenda arraigada dice que tan sólo utilizamos un porcentaje muy pequeño de nuestro cerebro, tan sólo un 10%. El otro 90% parece que queda, basándose en esta hipótesis, en una zona ociosa o aletargada. Algunos mercachifles prometían liberar el potencial oculto basándose en la neurociencia, pero tan sólo nos abrieron nuestros bolsillos y billeteras.

Dos tercios de la población y casi la mitad de los profesores de ciencias creen erróneamente en el mito del 10%. En 1890, William James, el fundador de la psicología funcional, filósofo y difusor del pragmatismo, a la sazón hermano del escritor Henry James, dijo: “La mayoría no usa todo el potencial de la mente”. Este brillante profesor de Harvard pensó esto como un reto, no como una acusación del uso restringido del cerebro. Pero quedó sembrado el malentendido por mucho tiempo, pues la mayoría de la comunidad científica no comprendió el propósito del abultado lóbulo frontal o de las amplias zonas del lóbulo parietal. Si se dañaban algunas de estas áreas, no había déficits motores o sensoriales, por ello concluyeron que no tenían ninguna utilidad.

Durante décadas estas partes se denominaron “zonas silenciosas” y con función desconocida. Tiempo después, hemos aprendido que cumplen misiones ejecutivas y de integración, sin las cuales apenas seríamos humanos. Son cruciales para el razonamiento abstracto, la planificación, sopesar decisiones y adaptarnos de un modo flexible a las circunstancias. La idea de que la mayor parte de nuestra sesera está desocupada en nuestro cráneo parece un disparate al calcular el uso de energía de nuestro coco. Los cerebros de roedores y caninos consumen el 5% de la energía total del cuerpo, el de los monos un 10% y el de un humano adulto, que tan sólo representa el 2% de su masa corporal, gasta el 20% de la glucosa diaria consumida. En los niños, esa cifra alcanza el 50% y en los bebés un 60%. Estos datos son mucho más de lo esperado para sus tamaños cerebrales relativos, los cuales aumentan en proporción al volumen corporal. Los de humanos pesan un kilo y medio, los de elefante unos cinco y los de ballena nueve kilos. Incluso por gramaje, los humanos condensan más neuronas que cualquier otra especie. Es esta densidad la que nos hace tan inteligentes.

Hay una relación de compromiso entre el tamaño del cuerpo y la cantidad de neuronas que un primate –incluidos nosotros- puede sostener. Un simio de veinticinco kilos de peso debe comer ocho horas al día, con el fin de mantener un cerebro con 53.000 millones de neuronas. La invención de la cocina, hace un millón y medio de años, nos dio una gran ventaja; los alimentos cocinados se suavizan y pre digieren fuera del cuerpo. Nuestros intestinos absorben más fácilmente su energía. Cocinar libera tiempo y nos proporciona más energía que consumir alimentos crudos. Por ello podemos sostener cerebros con 86 mil millones de neuronas, 40% más que los simios. Funciona del siguiente modo: la mitad de las calorías consumidas por el cerebro va a mantener, simplemente, intacta la estructura bombeando iones de sodio y potasio a través de las membranas para mantener una carga eléctrica. Para hacerlo, el cerebro se convierte en un centro energético o el combustible del horno corporal. El alto costo de mantenimiento de potenciales de reposo en los millones de neuronas significa que queda poca energía para impulsar señales por los axones y las sinapsis, las descargas en los nervios que realmente hacen las cosas. Incluso si solo un pequeño porcentaje de las neuronas disparara en una región dada en un momento determinado, la energía necesaria para activar todo el cerebro no sería sostenible. Aquí entra en juego la eficiencia energética; dejar que sólo una pequeña porción de células se active en determinado momento se conoce como “codificación escasa”. Usa la menor cantidad de energía transmitiendo la mayor cantidad de información, ya que la pequeña cantidad de señales tiene miles de caminos posibles por los que distribuirse. Un inconveniente de la codificación escasa dentro de una enorme cantidad de neuronas es su costo. Peor aún, si una gran proporción de células nunca se disparan, entonces son superfluas y la evolución debería haberlas desechado hace mucho tiempo. La solución es encontrar la proporción óptima de células que el cerebro puede activar al mismo tiempo. Para eficiencia máxima, entre el 1 y el 16% de las células deberían estar activas al unísono. Este es el límite energético con el que tenemos que vivir para mantener la conciencia. La necesidad de preservar recursos es el motivo por la que la mayoría de las operaciones del cerebro debe ocurrir fuera del estado consciente. Es por ello que la “multitarea” es una majadería, ya que queda demostrado que no tenemos la energía para desarrollar dos tareas a la vez, ni pensar en hacer cuatro o cinco al mismo tiempo. Al intentarlo hacemos peor cada una de las faenas que si le hubiéramos prestado toda la atención.

Los números no son favorables: el cerebro ya es inteligente y poderoso, tan potente que necesita mucha fortaleza para mantenerse así. Y tan perspicaz que ha construido un plan de eficiencia energética. No permitamos que un mito fraudulento nos haga sentir responsables de tener cerebros supuestamente perezosos. Esta manera de pensar sería un desperdicio de energía. Después de todo esto, ¿No creen ustedes que es tonto desperdiciar energía mental? Tenemos miles de millones de neuronas hambrientas de energía que mantener.

¡Vamos!

Artículo publicado en el Diario de León el 27 de octubre de 2015

 

OBRA EN CURSO

En cada etapa de nuestra trayectoria vital tomamos decisiones que van a repercutir directamente en la vida de esa persona en la que nos vamos a convertir en el futuro. Muchos de nosotros desembolsamos una cantidad importante por eliminar tatuajes que, en nuestra época adolescente, nos costó un dineral hacernos. Otros se apresuran a divorciarse de las personas que, en su juventud, se estimularon para casarse con ellas con la idea de estar siempre juntos. Algunos adultos de mediana edad se afanan para perder lo que, años antes, arduamente trabajaron para ganar. La cuestión que quiero plantear y que muchos amantes de la neurociencia y el comportamiento humano se hacen, es cuál es el motivo por el que tomamos decisiones en el momento presente y, con posterioridad muy frecuentemente, lamentamos. Una de las razones, quiero suponer, es que el hombre tiene una noción desacertada del poder del tiempo. Todos sabemos que la tasa de cambios disminuye a lo largo de nuestra vida. Los niños parecen cambiar cada minuto, sin embargo los adultos pareciera que estuviéramos estáticos y que tan solo mutamos cada año. Cuál es, por tanto, el mágico punto de inflexión en la vida en el que los cambios, de repente, pasan de un galope a un gateo. Tal vez en la adolescencia, o será en la madurez…o quizá en la edad adulta. La respuesta resulta ser, para la mayoría, el ahora. Lo que sea que el término “ahora” signifique.

A todos nos guía una ilusión. La de que nuestra historia personal ha llegado a un final, que acabamos de convertirnos en las personas que estábamos destinadas a ser y así seremos por el resto de nuestras vidas. Según diferentes estudios, a través del tiempo cambiamos nuestros valores personales. El placer, éxito y honestidad; que todos tenemos, según la edad y nuestro crecimiento van modificándose sin remedio. Si pudiéramos hacer una consulta para poder consolidar esta teoría, le podríamos pedir a la mitad de las personas encuestadas, que predigan cuánto cambiarán sus valores en los próximos diez años y, a la otra mitad, cuánto cambiaron sus valores en los últimos diez años. El análisis será interesante porque, me aventuro a aseverar, se podrán comparar las predicciones de personas con una edad determinada, por ejemplo 18 años, con personas de 28 y hacer este tipo de estudio a lo largo de sus vidas. Nos encontraremos que, primero, tienen razón: el cambio disminuye conforme envejecemos y, segundo, que se equivocan porque no se reduce tanto como pensamos. En cada edad, de los 18 a los 68, las personas subestiman enormemente el cambio que experimentarán en los próximos diez años. Algunos psicoterapeutas llaman a esto “la ilusión del fin de la historia”. Si conectamos a individuos de diferentes edades, nos daremos cuenta que los de 18 anticipan el cambio en igual medida que los de 50. Y no son sólo los valores, aplica a todo tipo de parámetros como la personalidad. La psicología actual sostiene que hay cinco dimensiones esenciales de la idiosincrasia de cada persona: equilibrio emocional, apertura mental, amabilidad, extraversión y grado de conciencia. Si, de nuevo, pudiéramos hacer una encuesta poblacional y consultáramos cuánto espera un individuo cambiar en los próximos diez años y cuánto han cambiado en la década anterior, encontraríamos que la tasa de cambio disminuye conforme envejecemos y que, en cada etapa vital, subestimamos cuánto cambiará nuestra personalidad en los inmediatos diez abriles.

Y no se da sólo en transitorios como los valores y la personalidad. Uno puede preguntar qué les gusta, qué les disgusta, sus preferencias básicas, quién es su mejor amigo, el lugar preferido para disfrutar de las vacaciones, el pasatiempo favorito para el tiempo libre o el tipo de música que les fascina. Y podríamos, de nuevo, preguntar a la mitad si piensa que eso cambiará en los próximos diez años y a la otra si eso realmente cambió en los últimos diez años. Y, probablemente, las personas pronosticarán que la amistad que tienen hoy es la que tendrán en la próxima década, las vacaciones que más disfrutan hoy serán las que gozarán en el futuro, pero las personas que tienen diez años más dirán, que todos esos parámetros cambiaron; ya no tienen a Fulanito como mejor amigo o el lugar de vacaciones ha sido modificado ¿Algo de esto importa? ¿Este fallo en la predicción es algo que no tiene consecuencias? Muchos suponemos que sí, que importa, ya que entorpece de manera importante nuestra toma de decisiones. Vamos a pensar, como ejemplo, quién es ahora nuestro artista musical favorito de hoy y cuál era el de hace diez años.  Cuánto dinero pagarían ahora para ver a su artista favorito actual en un concierto dentro de diez años. Y cuánto pagarían para ver actuar hoy a quien fue su artista favorito hace diez años. Lo más probable es que la cantidad sea virtualmente distinta. En un mundo perfectamente racional, este debería ser el mismo importe, pero pagamos de más por la oportunidad de satisfacer nuestras preferencias actuales porque sobreestimamos su estabilidad. ¿Por qué ocurre esto? No estamos totalmente seguros, pero probablemente tenga que ver con la facilidad de recordar versus la dificultad de imaginar. Muchos podemos recordar quiénes éramos hace diez años, pero nos resulta difícil imaginar quiénes seremos, y entonces pensamos erróneamente que como es espinoso de conjeturar, no es probable que suceda. Lo siento, cuando decimos “No puedo imaginarlo”, por lo general hablamos de nuestra propia falta de imaginación y no de la falta de probabilidad de los eventos que describimos. Como conclusión: el tiempo es una fuerza poderosa, transforma nuestras preferencias, retoca nuestros valores, altera nuestras personalidades. Parece que apreciamos este hecho, pero sólo en retrospectiva. Únicamente al mirar hacia atrás nos damos cuenta del gran cambio ocurrido en una década. Es como si, para muchos de nosotros, el presente fuese un tiempo mágico. Es una frontera de aguas en la línea de tiempo. Es el momento en el cual finalmente nos tornamos nosotros mismos. Los seres humanos somos obras en curso y por error pensamos que estamos concluidos. Foto-JacobSCIACCHITANO.jpg

Foto: Jacob Scciachitano (Libre de Derechos para reproducción)

 

Publicado en el Diario de León el 13 de octubre de 2015

EL CARTEL

photo-1432836431433-925d3cc0a5cd

Foto: Gabriel Santiago

Diferentes organismos públicos que trabajan por el bienestar de los vecinos de una localidad, recogen a través de sus web oficiales las diferentes manifestaciones de satisfacción o malestar con los servicios que se prestan. Esta innovadora iniciativa instalada ya en muchas ciudades del mundo, hace que la cercanía con el ciudadano sea una realidad y que se genere una situación nueva donde, todo aquel que lo considere y quiera formar parte de un plan de mejora continua, pueda expresarse sobre temas tan vitales como el agua, la gestión de residuos o el transporte urbano.

En España tenemos ciudades, como el caso de Bilbao, que contribuyen al bienestar del usuario con espacios virtuales para que cada persona que lo desee pueda mejorar su barrio y así aportar su granito de arena. Se establece un lugar para la participación ciudadana facilitando que se expongan los intereses de la población, en su ámbito territorial, y prestar los servicios municipales acercando la Administración a todos los vecinos, con la figura denominada “Consejos de Distrito”, donde se establecen comisiones de trabajo encauzando la participación de la ciudadanía y entidades en los asuntos municipales.

Otro ejemplo de innovación para con los ciudadanos es Medialab-Prado, el centro cultural de las Artes, Deportes y Turismo del Ayuntamiento de Madrid que ha cumplido sus quince años de vida. Este laboratorio de producción, investigación y difusión de proyectos culturales explorando experimentación y aprendizaje colaborativo, tiene como objetivo prioritario el habilitar una plataforma abierta que invite y permita a los usuarios configurar, alterar y modificar procesos de investigación y producción. Este punto permanente de información, escucha y encuentro es atendido por mediadores culturales que explican la naturaleza del espacio y ponen en contacto a personas con personas, personas con proyectos y proyectos con proyectos. La atmósfera que se genera sirve para el encuentro, la cooperación y el intercambio donde tiene cabida la vida, los afectos, el valor de lo informal y el intercambio.

Barcelona es el referente en cuanto a OpenData. Se asienta la información que posee el sector público al alcance de todo el mundo en formatos digitales, estandarizados y abiertos, siguiendo una estructura clara que permita la comprensión. Al mismo tiempo se facilita el acceso a esta información con el fin de fomentar la reutilización. De esta forma, la sociedad puede acceder fácilmente para informarse o para crear nuevos servicios aumentando el valor social.

Miranda de Azán (Salamanca) aplica el Balance del Bien común como forma de evaluar el desarrollo de su actividad política, social y económica a la hora de ponerlas al servicio de la ciudadanía. Es el primer Municipio Promotor del Bien Común en el mundo, según lo cita Christian Felber. Los objetivos de este ayuntamiento se centran en dos líneas fundamentales del movimiento: la transparencia económica y política y el apoyo a una economía de sostenibilidad. Para lo primero, la página web municipal es una herramienta fundamental para facilitar el acceso de los ciudadanos a la información referente a gastos, presupuestos, gestiones y documentación, con el fin de abrir un cauce de comunicación con los vecinos.

León es un espacio inmenso que reúne condiciones para la imaginación. A pesar del tiempo plomizo y del estado taciturno de la ciudad a finales del verano, aquí cabe todo. Nosotros también disponemos de un espacio en la site del Ayuntamiento; una sala denominada “Atención Ciudadana” donde se pueden expresar las necesidades, sugerencias o demandas. Según se transmite textualmente, todas las observaciones recibidas se transferirán inmediatamente al departamento correspondiente y se llevará a cabo una solución conveniente.

Se me ocurre que si alguien tuviera la necesidad de capear la angustia que se genera al enterarse que, al igual que ha ocurrido en las pasadas fiestas de San Juan y San Pedro, el ente municipal que tiene potestad para promocionar otra festividad importante, San Froilán, no genera un concurso público y abierto para el diseño del cartel oficial, podrá hacerlo a través de este canal abierto a todos. De nuevo, se adjudica de alguna forma que los ciudadanos no conocemos y una empresa se encarga de editar esa imagen que, gracias a publicidad, hace que la impresión del cartel no suponga coste alguno para el Ayuntamiento. Esto dentro del contexto que, tras la queja de unos cuantos pobladores de esta tierra sobre lo ocurrido el pasado mes de junio, el consistorio y la firma editora se comprometieran verbalmente para constituir un comité regulador, al igual que se hace en ciudades como Zaragoza, Vitoria y un largo etcétera de localidades donde se licita la cartelería oficial de un modo transparente y accesible. Desconociendo el número de ilustradores, diseñadores gráficos y creativos que viven aquí, parece que negarles poder presentar sus trabajos con orgullo de poder contribuir con el lugar donde se nace y se vive y que un jurado compuesto por perfiles de diferente índole, pudieran determinar cuál es el ganador, parece que no tiene ningún sentido.

Tenemos los recursos y las herramientas. Es hora de expresarse.

Artículo publicado en el suplemento “Innova” del Diario de León – 22-9-2015

NUEVO CURSO

Arranca septiembre y con él, los nuevos retos educativos. Para los que somos padres, nuestra preocupación durante el tiempo en el que nuestros hijos están escolarizados, no es otra que conseguir a través de la educación reglada que sus vidas mejoren y salgan adelante en este mundo competitivo y de altas exigencias. A pesar de los esfuerzos de alumnos, docentes y familias, España lidera en la Unión Europea el fracaso escolar temprano. Los datos son demoledores: casi un 25% de los alumnos abandonan los estudios antes de graduarse en ESO (¡Uno de cada cuatro alumnos!), los resultados académicos de los adolescentes de quince años están por debajo del nivel medio de la OCDE (extracto del examen internacional PISA) y, por adornar con guinda, la equidad en nuestro sistema se sitúa también por debajo de la media OCDE. Esto quiere decir que, cada vez, es más relevante el estatus social del alumno para justificar sus resultados. Vamos más allá, el paro juvenil asciende a un 55% y dos millones de jóvenes –entre 15 y 29 años- son “ninis”. Esta acepción, “nini”, equivale al acrónimo en inglés NEET (not in employment, education or training) lo que viene a ser una suerte de “ni trabaja, ni estudia, ni recibe formación”. Un drama.

PISA, que plantea pruebas comunes en Matemáticas, Ciencias y Comprensión Lectora, también nos muestra que hay sistemas educativos que consiguen destacar en resultados y en equidad. Ejemplos como los de Finlandia, Polonia o Estonia que tienen factores similares que hacen que el alumno saque lo mejor de sí mismo;

  1. Altas expectativas sobre todo el alumnado.
  2. No tienen un gasto excesivo en Educación. Sin embargo, invierten los recursos donde tienen un mayor impacto, como la detección temprana de necesidades educativas especiales o la atención individualizada.
  3. Destinan partida presupuestaria para la formación inicial y en el desarrollo profesional del personal docente.
  4. Sus centros educativos tienen autonomía en la rendición de cuentas, lo que demuestra alta confianza en los distintos agentes de la comunidad escolar.
  5. Incorporan y desarrollan liderazgo en las aulas, en los centros y en el propio sistema.
  6. Autonomía a los profesores para elegir libros de texto.
  7. Los directores de los centros educativos participan en los procesos de selección del profesorado.

Nada más alejado que lo que está ocurriendo aquí. Es cierto que las comparaciones son odiosas, pero necesitamos un cambio para “progresar adecuadamente” en un campo prioridad alfa en cualquier país desarrollado o en vías de desarrollo, que no es otro que la educación de los futuros ciudadanos.

Es irrefutable el hecho de que existe una brecha entre las nuevas capacidades que los estudiantes de este siglo necesitan adquirir para superar con éxito la universidad y sus carreras profesionales y, en definitiva, su desarrollo personal; y lo que se enseña en nuestros colegios.

En el mundo occidental, todos los líderes políticos y empresariales están de acuerdo en que la salud de su economía, a medio y largo plazo, así como la recuperación de la misma, pasa por impulsar la innovación. Nuevas ideas o ideas mejoradas, nuevos productos y servicios crean riqueza y, en consecuencia, nuevos puestos de trabajo. Se precisa gente joven que pueda innovar y, por tanto, es vital su cualificación en los campos de Ciencia, Tecnología y Matemáticas. Algunos expertos, incluso, aseveran que sólo los puestos de trabajo para innovadores y emprendedores serán inmunes a la deslocalización y a la automatización de esta nueva economía del conocimiento global.

Dar respuesta a la pregunta de cómo los profesores pueden desarrollar en los estudiantes las capacidades esenciales para el futuro de España, resulta más urgente aún que los debates públicos sobre la reforma de la Ley de Educación. Como dice Tony Wagner en su libro “Creando Innovadores”, la mejor forma de medir la eficiencia de los profesores son los resultados de sus alumnos en los exámenes oficiales estandarizados.

La duda que sobrevuela mi mente es si se puede tener un sistema equitativo y, a la vez, excelente. Por mi propia experiencia, en España no se está garantizando a día de hoy las mejores oportunidades educativas a todos los alumnos escolarizados, empezando por los más vulnerables. Otra gran pregunta es cómo formar a nuestro personal pedagógico para conseguir que los jóvenes piensen de manera crítica y creativa, se comuniquen de forma eficaz y trabajen bien en equipo.

Desde cualquier foro desde donde se pueda impulsar el cambio, es preciso alzar nuestras voces y exigir una foto_articuloNUEVOCURSO urgente en educación. Nuestros jóvenes y el país lo piden a gritos. Modificar el qué y el cómo, transformar una sociedad requiere reorientar el sistema. Para innovar en este territorio maravilloso es necesario observar sin prepotencia y sin prejuicios, nadie nos detiene si queremos innovar. Yo quiero intentarlo. ¿Y tú?.

Foto: Elizabeth Lies

Artículo publicado en el suplemento “Innova” del Diario de León -8-9-2015

A LA CONTRA

Acompañadme a dar un paseo creativo. Imaginemos la ciudad de León como una empresa. Pensemos en nuestro lugar de residencia como una corporación empresarial, cuyos directivos y gestores piensen en realizar un plan para mejorar los aspectos culturales de una manera innovadora. En esta simulación sencilla, pensad también en la cultura de innovación como una forma de pensar y actuar que impulse ideas y cambios para optimizar el funcionamiento y eficiencia, aun cuando ello –en la mayoría de las ocasiones- suponga una ruptura con lo convencional o tradicional. Una organización cuya cultura estimula la innovación está llena de creatividad y de ganas de experimentar. Trabajar sin miedo a compartir el conocimiento, en equipo y emocionándose ante la posibilidad de construir nuevas soluciones.

No me resulta muy difícil conjeturar esta situación, me refiero a pensar en León como espacio creativo donde están surgiendo, desde hace meses, cambios sutiles y fascinantes gracias a gestores culturales privados, ajenos a instituciones o sector público. Esta agitación se vive, de tal modo, que resulta increíble a día de hoy manejar el recurso de “aquí no se mueve nada”. De hecho, hay ciertos días de la semana que a uno le cuesta decidir qué plan va a hacer entre el abanico tan amplio que existe en este momento.

Quisiera mencionar a todos y, con pavor de que se quede alguno en el tintero, he intentado hacer una compilación de los agitadores culturales innovadores que existen ahora, si faltara alguno pido disculpas de antemano, no hay ninguna intención en eximirles de aparecer aquí.

Kanya Enmarcación y Galería Ármaga: Cediendo su espacio para exposición de diferentes artistas locales. Brindan apoyo y realizan eventos de todo tipo reuniendo alrededor de las obras al público realizando un acercamiento básico para entender el arte contemporáneo. Colectivo DeadEnd León, El Aliento del Coyote, Sesiones Secretas, El Gran Café, Producciones Infames: construyendo un calendario espontáneo de conciertos durante la temporada, con un cartel de grupos y solistas de diferente género con la línea común de ser alternativos y no comerciales. Tesla: festival de música electrónica y experimentación sonora organizado por Producciones Infames con implicación de diferentes locales y que tuvo su primera edición el pasado 21 de febrero. Purple Weekend: festival de cultura mod con mercadillo, desfile de moda, cine, concentración de motos, allnighters y conciertos que lleva una larga trayectoria siendo un referente nacional e internacional. Recuore: un festival de arte, reciclaje, arquitectura y sostenibilidad con amplia programación en la que se incluye una actuación de FoodSharing (Discosopa). Dirigido por Sara Colinas y con el respaldo, entre otros, de Cidecot se realizó, en primera edición, en mayo. Cortópolis: Festival Internacional de Cortometrajes que organiza Isabel Medarde de Bambara Zinema. Ha culminado este fin de semana con una jornada de maratón muy completa, incluyendo una Hacendera. NARúA Taller de Negocios: liderada por Roberto Santos, con innovación social como “Lunes al Sol” y creando eventos diferentes como Lenteja (mercado y diálogos), Cena de Autónomos, Afterworks, Ideas World Cup y ahora gestando FuckUp Nights (ponencias para hablar sobre fracaso empresarial) que tendrá su primera edición el próximo 16 de julio. Festival Mundo Ético: con tres ediciones a sus espaldas es una miscelánea de actividades solidarias apostando por una nueva forma de entender el comercio. Made in Slow: plataforma para la recuperación de la lana trashumante que ha llevado a cabo este sábado pasado un urban Kitting en la Plaza del Grano. F.L.V.C (Frente de Liberación Visual Ciudadano) recién engendrado en el Bar Belmondo, ha convocado por primer año el Primer premio Burgo-Gar al mejor Cartel No-Oficial de las Fiestas de San Juan y San Pedro León 2015. Se han presentado más de 100 trabajos y cuenta con el apoyo de diferentes empresas contribuyendo al premio. Come y Calle: por primera vez en nuestra ciudad el movimiento de FoodTrucks (furgonetas preparadas para dispensar comida rápida) en el Parque de San Francisco durante los días 25, 26, 27 y 28 de este mes. Gente en Sitios: grupo de Facebook que nació como alternativa a “Tú no eres de León si no” y que ha llevado a cabo eventos en diferentes locales. Este mes de agosto hará un año desde su creación. Yoga+Picnic Pop-Up Experience: con tres convocatorias ya en su haber, se trata de ocupar el espacio público (parques o espacios verdes) compartiendo actividades al aire libre (sesión de yoga y meditación a cargo de Antonio González Chamorro) conjugadas con visitas guiadas al MUSAC y culminar con un picnic colaborativo. La Colaborativa: espacio de trabajo compartido y recetario abierto de proyectos con eventos como “Miércoles Abiertos” difundiendo temática muy amplia y realizando diferentes talleres formativos. Desayuno entre leones: reivindicación de la calle como espacio público de encuentro, disfrutando de un domingo en torno a un buen desayuno. La próxima actividad será el próximo 28. Bicicrítica: grupo de ciclistas que el último jueves de cada mes, en Guzmán a las 20:00h., se reúnen con un recorrido previo para reivindicar otra forma de moverse y de vivir la ciudad. Locales como Dickens, Bar Belmondo, El Cardo, Café Ristán (Hotel Quindós), Circus, El Colibrín, Santo Martino donde están abiertos y son porosos a cualquier iniciativa de cine al aire libre, conciertos de jazz o en formato acústico, lectura de poemarios, exposiciones artísticas, proyecciones de clips de vídeo, pinchadiscos y DJ’s. Juan Luis García que, de modo individual y con gran empeño y criterio, quiere difundir y crear una programación de música clásica. Teatro San Francisco: recuperando clásicos del cine para todos los públicos. Tam Tam Press: revista digital con Eloísa Otero, Camino Sayago y Sergio Jorge como co-editores, con la cultura en todas sus vertientes como eje principal. Lados Magazine: publicación de cultura independiente con especialización en música, ha creado un ciclo de creación alrededor de la mujer; “Diálogos Musicales, Volumen Femme”, que tendrá lugar los jueves de julio en el MUSAC. Mercado Romántico: alternativa de ocio que acaba de cumplir su primer año, reúne expositores de León, provincias limítrofes y Madrid. Espacio Performativo: proyecto con base audiovisual centrado en la creación de piezas en torno a las artes en vivo. Tiene programado un ciclo para los jueves de agosto en el Patio del MUSAC. Ágora de la Poesía: en el anfiteatro de la Plaza de San Marcos, como un lugar de encuentro, un acto poético colectivo, que crea un espacio común de los diferentes ambientes literarios que funcionan en la provincia.

Es de ley nombrar a personas que también contribuyen, tanto desde su perfil institucional como a nivel personal, a que muchos de estos eventos y actividades se lleven a cabo: Luis Grau, José Tabernero, César Órdoñez, Javier Rodríguez de la Varga, Juan Campal, Alejandro Sáenz de Miera y Manuel Olveira, entre otros.

Todas estas iniciativas, tan distintas y variadas, surgen de personas creativas y con ganas, ajenas a ayuntamientos, diputaciones y otros entes públicos. No obstante, tienen algo en común. Están a la contra y alterando lo establecido, de un modo constante, para hacer de León una ciudad más amable, revitalizada y con gama de actividades compensando la casi nula programación emanada del sector público. Disculpad la franqueza y gracias por dar este paseo creativo conmigo. No sólo de vinos y tapas vive el ciudadano leonés en su tiempo de ocio.

la foto

Foto: Mo Limited

 

 

Artículo publicado en el Suplemento “Innova” del Diario de León – 23-6-2015

:: La sorda

9de4cb5b6f83e72574e1bd60ca4e5033

En las templadas tardes de abril todo parecía detenerse en Villamoros. Salvo los sábados, el resto de los días no había un alma en sus casas y calles. El pueblo olía a polvo y a excrementos del ganado, tiñendo el aire de una mezcla nauseabunda a la que los paisanos estaban acostumbrados. Algún perro bostezaba o ladraba, cuando pasaba cierto coche despistado por aquella carretera de segunda a medio asfaltar que atravesaba la aldea.

En este leve devenir en el que no pasaba casi nada, Remedios Suárez, la sorda, bajó de un salto los escalones de su destartalada casa y, a la carrera, se entró por las sombras. Mi mirada y la suya se cruzaron una décima de segundo, enzarzándose pegajosas y melifluas como una tarta nupcial. Sin darle más importancia, seguí tejiendo al lado de Mauricio que dormía su siesta respirando insultantemente pacífico. Sus ronquidos, detonando en cadena, me reinstalaron en la antimateria del hogar. Intenté chasquear la lengua, pero más con la finalidad principal de descubrir si dormía o provocaba despierto aquellos tableteos. Cuando se despertó la que casi estaba en los brazos de Morfeo era yo misma, cabeceando sobre mi pecho y consiguiendo que se salieran los puntos de las agujas. Puro aburrimiento. La desidia pueblerina que dejas que se instale en las esquinas y parece eterna.

Mauri –dije yo- he vuelto a ver a la Reme. Y ya van tres veces esta semana. Antes apareció de repente y creo que quiere decirme algo. Se me escapa el qué. Me pareció que anda preocupada. Mauricio se levantó del escaño, desperezándose y desenvolviéndose del sopor de primavera. Tardó en contestar, unos minutos de oro que se me hicieron gemelos de su desidia. Carraspeó antes de responderme, clarificando sus cuerdas vocales como un tenor de opereta. Mira Choncha –me espetó- mejor dejas la bebida mañanera. Te hace ver visiones. Y se llevó la última palabra al patio junto con el maullar del gato sobre el tejado, una poesía de villa, el último verso amarillo como el adobe de nuestras paredes.

Le oí arrastrar las pantuflas por el huerto y yo seguí en la portada principal. Esperando la nada, que es lo que una aguarda en esta parroquia, el vacío que pesa como hierros en la espalda. Un cuervo se posó sobre el alféizar de la ventana principal de la morada de La Sorda. Quizá quise ver algún indicio en aquella muestra de ave negra, en su movimiento o en sus sonidos de pájaro vencido. Recordé entonces el día que hallé muerta a La Sorda en su baño. Días antes comenzamos a sospechar que algo le había ocurrido, no aparecía en misa ni a la llamada del concejo. Llamé a su puerta y al ver que no contestaba, entré por la portilla de la parte de atrás, siempre la dejaba abierta para que Juanin el gochero pudiera entrar y salir con la lata de los desperdicios que ella le dejaba, con el fin de que, a cambio de contribuir a cebar así a sus cerdos, pudiera La Sorda tener productos de matanza para el año. El impacto que dejó en mí el verla sobre el suelo frío del mármol se mantuvo durante meses. No cesaba de verla viva, a menudo vestida como el día que la encontré y otras ocasiones con la ropa del domingo, mudada y peinada con el moño alto.